Saltar al contenido

Alojamientos turísticos para descubrir en otoño

Octubre es un mes ideal para hacer escapadas de pocos días a las capitales de provincia, como Barcelona y Bilbao. Los precios son más reducidos, el turismo es menor y el clima más suave.

La llegada del otoño no significa el adiós definitivo a los viajes y al descanso. De hecho, octubre es un mes muy interesante para descubrir con mayor tranquilidad lo mejor de algunas ciudades españolas, lugares, por otro lado, que durante los meses de verano están abarrotados de turistas nacionales y extranjeros, y padecen temperaturas lo suficientemente elevadas como evitar paseos durante el día o después de una comida más o menos copiosa. La exploración sosegada y tranquila de una ciudad, la cultura y las tradiciones, es mejor dejarla para momentos con menor congestión turística y climas más suaves. ¡El otoño es la temporada perfecta!

En octubre y noviembre contamos con ciertas festividades que, dependiendo de los días de fiesta (lunes o jueves), resultan muy propicios para escapadas cortas –o un poco más largas-, bien en pareja, con amigos o en familia. Pero la escasez de días y la falta de tiempo no da lugar a experimentos: es necesarios un alojamiento barato – los gastos del verano aún se notan…- y muy bien ubicado. Y si cuenta con parking gratuito, mucho mejor.

En este sentido, una de las mejores opciones es un alojamiento turístico como los que se pueden encontrar en plataformas de economía colaborativa, tipo Airbnb y Homeaway. Al ser apartamentos, pisos o casas turísticas que proceden de particulares, normalmente están situadas en lugares céntricos y de fácil acceso, y con aparcamiento cerca del inmueble, así con todas las prestaciones necesarias para que podamos pasar los días con la mayor comodidad posible.

Alojamientos turísticos en capitales de provincia: Barcelona y Bilbao

Dos de las ciudades más interesantes para visitar en otoño son Barcelona y Bilbao. La primera por todo el patrimonio cultural, gastronómico, arquitectónico y artístico que alberga, y el comienzo de festivales y eventos ligados al cine, la música, el arte y la familia. Y la segunda, por la bajada de precios en los alojamientos y la posibilidad de disfrutar de los bosques vascos en otoño, estandartes de la capital vizcaína, así como visitar las exposiciones del famoso museo Guggenheim.

Barcelona. Alojamientos turísticos. Airbnb

Para disfrutar de la ciudad es fundamental estar cómodo en el alojamiento. Así es como Airbnb ofrece pisos y alojamientos turísticos en el centro de ambas ciudades. Desde apartamentos con dos dormitorios hasta auténticas casas por cien euros la noche a cinco minutos del centro para pasar cuatro días entre amigos o en familia. Muchos de ellos se tratan, además, de alojamientos con historia. Algunos tienen más de un siglo de vida y otros resultan estratégicos por estar a cinco minutos de las joyas arquitectónicas catalanas, como La Pedrera, de Gaudí.

Bilbao. Alojamientos turísticos. Airbnb

En definitiva, lo importante es la cercanía a los lugares que se quieren conocer y visitar. Pero si lo que se busca es apartarse del ajetreo urbano y alargar la temporada de sol y playa, las plataformas de economía colaborativa también ofertan casa y pisos con terraza, piscina y vistas al mar muy cerca de las capitales. Así se puede disfrutar de la tranquilidad de las afueras, y hacer escapadas al centro.

Sea como sea, siempre hay alguna excusa para conocer nuevos lugares, y otoño es una época ideal para hacerlo. ¿Te animas?

Comentarios