Saltar al contenido

El precio medio de un apartamento turístico en Mallorca durante el verano alcanza los 136 euros/noche

Precio Airbnb alojamientos turísticos Mallorca

La costa es el principal destino turístico de españoles y extranjeros. | Un propietario puede llegar a ganar 4.760 euros por el alquiler de una vivienda vacacional en la isla durante un mes.

El verano es sinónimo de sol y playa, tanto para los españoles como para los extranjeros. Aunque existen cierto porcentaje de personas que aprovechan las vacaciones estivales para disfrutar de la naturaleza o escapar del sol, lo cierto es que la costa española es el principal destino turístico, sobre todo para los habitantes de ciudades de interior, como Madrid, por ejemplo. Y esta situación se nota en los precios. Según los datos de Inside Airbnb, el precio medio a principios de julio de 2016 para alojamientos turísticos que se ofrecen en Airbnb  en Mallorca alcanza los 136 euros la noche.

De hecho, la principal plataforma de economía colaborativa centrada en el alquiler de apartamentos, pisos y casas para vacaciones, cuenta con 11.271 plazas, el 86% corresponde a alquileres íntegros de alojamientos, frente al 13,8% de habitaciones privadas que se ofrecen en viviendas donde se hospeda el dueño de la vivienda.

Si partimos del hecho de que apartamentos en Mallorca están ocupados 35 noches al año –tal y como dice la web con datos a julio del 2016-, podemos concluir que un propietario de una casa en la isla puede ganar una media 4.760 euros en poco más de un mes de ocupación.

El precio por noche se fija en función de la demanda. Así es cómo un huésped deberá pagar alrededor de 900 euros por pasar una semana en la isla –siempre según los datos que arroja Inside Airbnb a principios de julio-. ¿Mucho dinero? Depende. Si el alojamiento está preparado para albergar familias y cuenta con seis plazas, el coste por persona se reducirá a 150 euros por semana, ahorrando además en alimentación y otros servicios que, en el caso de otro tipo de alojamientos, normalmente implican un gasto adicional.

De esta forma, los alojamientos turísticos de plataformas como Airbnb y Homeaway son una opción que es necesario valorar muy detenidamente como una alternativa a unas vacaciones en la costa y en familia. 

Comentarios