Saltar al contenido

Experiencias de lujo, más cerca a través de la economía colaborativa

Economía colaborativa del lujo. Weguest

Alquilar un castillo, volar en un jet privado, vestir un traje exclusivo o viajar en un coche con chofer… son algunas de las posibilidades que hoy en día proporciona las plataformas digitales de alquiler de artículos y viviendas.

¿Alguna vez has soñado con vivir en un castillo, viajar en un coche con chofer, salir a navegar en barco y vestir de las marcas más exclusivas de Europa? Aunque parezca raro, la economía colaborativa también ha hecho posible que nuestros sueños puedan estar un poco más cerca de la realidad. Cierto, es un sueño caro, pero con un poco de esfuerzo podemos sentirnos millonarios por unos días gracias a ciertas plataformas colaborativas que ofrecen artículos poco accesibles y que poco a poco han encontrado un hueco en el mercado.

Y es que el principal objetivo de la economía colaborativa no tiene por qué ser el ahorro. La experiencia, disfrutar durante una temporada de la casa que no podemos tener, o conocer lugares en los que nunca pensamos que estaríamos, son algunas de las ventajas que ofrecen este tipo de plataformas digitales que, no solamente permiten mejorar nuestra calidad de vida en vacaciones, sino que ahora nos acercan aún más a esos artículos y viviendas que antes veíamos muy lejos de nosotros. ¿Cómo? A través de plataformas colaborativas de objetivos e inmuebles de lujo. Hagamos un repaso.

Un castillo por 1.200 euros

“Alquiler de una isla con castillo”. Así reza el título de un anuncio en la popular –y ya archiconocida por nosotros- plataforma de alquiler de viviendas vacacionales Airbnb. “1.200 euros por noche”, continúa.

En realidad, se trata de una cifra muy elevada poco apta para los bolsillos, pero si el sueño de tu vida es vivir en un castillo y cuentas con nueve personas que te acompañen en esta aventura, puede que la experiencia te salga más económica: 120 euros por noche, una cifra más asumible, ya que este tipo de alojamientos cuentan con más de 10 plazas.

En las plataformas de alquiler de alojamientos turísticos existen todo tipo de viviendas, no solamente apartamentos o pisos. Aquí traemos como ejemplo, nada más y nada menos, que un castillo en una isla, pero se pueden encontrar viviendas de lujo en cualquier ciudad y con todo tipo de servicios, desde piscina hasta espacios para organizar eventos.

Vestido exclusivo para una boda única

Asistir a un evento como puede ser una boda requiere, en muchos casos, un gasto implícito que en determinadas ocasiones se eleva demasiado. Y si se trata de un evento “de postín”, todavía más. La web de alquiler de vestidos y accesorios 24FAB ofrece la oportunidad de alquilar vestidos de más de 1.500 euros por un precio que no supera los 175 euros.

Es más, dicha web asegura que todos los diseños son únicos y que en ningún momento habrá otra persona con la misma prenda que tú. A eso se le suma el servicio de costura (recogida de bajos, etc…) y de prueba previa antes del alquiler, por si el traje no cumple, al final, las expectativas deseadas.

Se trata, por tanto, de un servicio con todo lujo de detalles y con prestaciones que, obviamente, son propias de productos exclusivos.

Ahorrar con aviones privados

¿Por qué conformarse con Uber o Blablacar si podemos usar MyAirSeat? Esta aplicación, principalmente concebida para móviles, pone en contacto a compañías comerciales y a particulares que disponen de plazas libres en sus helicópteros, aviones pequeños o jets, para alquilarlos a usuarios que desean viajar. Tal y como explica el blog “Fuera de serie” de Expansión, “un vuelo de 20 minutos en helicóptero cuenta alrededor de unos 800 euros para un único pasajero. El precio baja a poco más de 150 euros si se ocupa el aparato”.

En este caso, el ahorro complementa a vivir una experiencia en el aire, sobre todo si siempre te han gustado las alturas y alguna vez has soñado con volar en helicóptero o disfrutar de las comodidades de un jet.

Coches con chofer privado

Pero si te gusta estar con los pies en la tierra y si lo que te apetece –o necesitas- es desplazarte sin tocar un volante, te recomendamos Cabify, una plataforma de alquiler de coches de lujo privados con chofer.

Se trata de una app donde los conductores y los usuarios pueden ponerse en contacto. Actualmente, Cabify opera en siete localizaciones en España (Madrid, Málaga, Valencia, Barcelona, A Coruña, Tenerife y Bilbao). También existe la posibilidad de alquileres para empresas.

Y hay más. Alquileres de barcos, por ejemplo, como la web descrita en el post “Vacaciones colaborativas o cómo viajar ahorrando dinero”, o compra de accesorios de lujo, como bolsos y joyería. Si tienes un sueño y el dinero es un problema, puede que las plataformas colaborativas sean la solución. ¿Te atreves?

Comentarios