Saltar al contenido

¿Alquilar en Airbnb o reservar un hotel? Claves para reducir costes durante las vacaciones

Las viviendas vacacionales que ofrecen las principales plataformas p2p resultan hasta un 43% más baratas que un hotel en determinadas comunidades españolas, como las Islas Canarias.

Decíamos en el post “El 47% de los propietarios de apartamentos turísticos ofrecen servicio de limpieza”, publicado el pasado mes de mayo, que el 88% de los turistas europeos valoraban el “buen precio” como un elemento importante para optar por el alquiler de una vivienda vacacional, frente a hoteles, albergues y campings. Y es que a todos nos gusta viajar y hacerlo reduciendo gastos hace que nuestras vacaciones, en muchas ocasiones, sean factibles.

Pero, ¿podemos hacerlo? ¿Existen alternativas a hoteles con buena relación calidad-prestaciones-precio? Si comparamos el precio medio de las viviendas vacacionales ofertadas en Airbnb y Homeaway en España durante el mes de agosto del 2015, y el de los hoteles españoles para la misma fecha, la conclusión es sí. De hecho, en algunas comunidades autónomas, como las Islas Canarias, esta diferencia entre apartamentos y hoteles alcanza el 43% de ahorro, en favor de los alojamientos que aparecen en plataformas de economía colaborativa.

Alojamientos turísticos en cifras. Agosto 2015

El estudio “El Turismo colaborativo”, realizado por The Ostelea School of Tourism & Hospitality, ya adelanta esta idea: el precio medio por noche en España de las viviendas vacacionales que ofrecía Airbnb en alquiler hace casi un año (agosto 2015), ascendía a 92,7 €, mientras que el precio medio de una noche de hotel para las mismas fechas, según el estudio tHPI de Trivago, alcanzaba fácilmente los 100 €.

De igual forma, casi la mitad de las plazas ofertadas en Homeaway contaban con un precio inferior a los 75 €, según Ostelea, mientras que el 24,6% estaban entre los 75 y los 100 € por habitación, y sólo el 28,7% superaba los 100 € de precio medio por noche.

En resumen: en agosto del pasado año resultaba más barato -a nivel general- alquilar un apartamento para irse de vacaciones que una habitación de hotel. No obstante, estas cifras fluctúan según la comunidad autónoma de destino.

¿Cuál es el destino más barato? Precios por CCAA y tipo de alojamiento

Tanto si prefieres un apartamento vacacional como un hotel, el País Vasco y las Islas Baleares son los destinos más caros de toda España. Al menos así fue durante el mes de agosto del pasado año, cuando el precio medio por noche en ambas comunidades superaba los 110 € en todas las opciones de alojamiento posible (alquiler de vivienda completa u hotel).

Por el contrario, si analizamos los destinos más baratos para alojarse en España, la situación cambia por completo, dependiendo del alojamiento elegido: mientras que las Islas Canarias es la comunidad con los precios más bajos para alquilar un apartamento turístico (65 € de media por noche frente a los 115€ de los hoteles canarios), Aragón es el lugar con las plazas más económicas del país si pensamos en reservar un hotel, con un precio medio de 71 €, muy por debajo de los 90 € de media de los apartamentos vacacionales.

Apartamentos turísticos vs hoteles. Precios y comparativa. Weguest

Sin embargo, y aunque existen casos puntuales –como Aragón-, el precio medio de un apartamento turístico de alquiler íntegro normalmente siempre es más bajo que el de una noche de hotel. En casos como el País Vasco, optar por un apartamento que se anuncie en Airbnb, por ejemplo, supone un ahorro del 21% frente a una noche de hotel.

Es importante tener en cuenta, además, que esta comparativa está basada en precios medios de alquileres íntegros y para el alojamiento de dos personas, pero, ¿qué pasa si aumentamos el número de huéspedes? Pues que el ahorro puede crecer, ya que en alojamientos de Airbnb y Homeaway el número de habitaciones puede ser mayor, pero el precio, el mismo.

No siempre lo barato sale caro. Habitaciones privadas y compartidas

Más allá del formato “propiedad de alquiler íntegra”, muy utilizada por familias o parejas que desean intimidad y todas las prestaciones de una casa durante las vacaciones, existen otra tipología de viviendas vacacionales, que permiten ahorrar aún más. Se trata del alquiler de habitaciones privadas y compartidas.

Si en nueve comunidades autónomas es más rentable el alquiler de una vivienda frente a una plaza hotelera, en el caso de las habitaciones, el ahorro aumenta exponencialmente. Ninguna habitación privada supera en precio a una noche de hotel. De hecho, en comunidades como Navarra, una habitación hotelera resulta el doble de cara que una privada ofertada en Airbnb (125 € frente a 59 €), al menos durante el mes de agosto del 2015.

Muchas de estas habitaciones cuentan con baño privado para el uso de los inquilinos, sobre todo para preservar la intimidad y mejorar las prestaciones. El propietario, además, actúa como anfitrión y de guía turístico, aportando información acerca de la ciudad y de lugares interesantes.

En definitiva, optar por un apartamento turístico frente a un  hotel, aparte de beneficiar a la calidad de nuestras vacaciones (más comodidad, intimidad, vivir la ciudad como si fuéramos un ciudadano más…) puede suponer un ahorro considerable, dependiendo del destino que queramos conocer. Y tú, ¿cómo viajas?

Comentarios