Saltar al contenido

Alojamientos vacacionales insólitos, una nueva oportunidad de negocio

La imagen no lo es todo…, pero casi. Las redes sociales tienen cada vez más importancia y la imagen reflejada en ellas es primordial para muchas personas. Tanto es así que, -según un estudio realizado por Airbnb- el 57% de los españoles que se hospeda en viviendas turísticas, reconoce que antes de realizar la reserva se imagina como quedará el alojamiento en las fotos que suba a sus redes sociales.

La originalidad es un factor clave para decantarse por una opción u otra, cuanto más original sea un alojamiento más llamará la atención de los viajeros que desean destacar y salirse de la norma. El diseño y la decoración llegan a ser incluso más importantes que la ubicación. De manera que, un 56% de los españoles afirma que el alojamiento en sí mismo es un elemento fundamental para disfrutar de unas buenas vacaciones.

Apartamentos turísticos más asombrosos

Por este motivo, cada vez existen más alojamientos singulares a disposición de los viajeros más atrevidos y de los usuarios más activos en redes. El equipo de Weguest ha seleccionado los más asombrosos:

Una tendencia muy extendida es la del glamping o glamorous camping, que permite gozar del entorno natural y de la libertad que ofrece la acampada, sin prescindir del bienestar y de los detalles de los alojamientos más glamurosos. Existen en nuestro país numerosos ejemplos de glamping. Algunos de los preferidos por los huéspedes son las yurtas o viviendas tradicionales de los nómadas de Mongolia. Son unas espaciosas tiendas con estructura de madera, recubrimiento de lana de yak y un anillo central en el techo que permite disfrutar del cielo estrellado. Suelen instalarse en mitad de la naturaleza y algunas cuentan con comodidades como jacuzzi o piscina privada.

Los hórreos son unas construcciones tradicionales elevadas sobre pilares que se utilizaban como despensa y almacén para conservar los alimentos en el norte de España, especialmente en Asturias y Galicia. Muchos propietarios los han acondicionado y los anuncian en plataformas de alquiler vacacional, pero es probable que, en poco tiempo, el número de hórreos disponibles aumente gracias a iniciativas como la del Principado de Asturias, que se encuentra actualmente estudiando la posibilidad de fomentar institucionalmente su uso como alojamientos vacacionales, viviendas o albergues.

¿Quién no ha soñado alguna vez con dormir sobre la copa de un árbol? Las casas-árbol, muy extendidas en Estados Unidos, también están presentes en nuestro país y pueden convertirse en la elección ideal para los viajeros que desean fundirse con el medio natural, pero sin renunciar a la comodidad.

Y en este listado de alojamientos peculiares, no podía faltar una cueva, que al fin y al cabo es una vuelta a nuestros orígenes, ya que fueron los refugios utilizados por los primeros seres humanos. Son frescas en verano y aíslan del frío en invierno, su exterior se integra con el entorno y el interior, de formas redondeadas, es acogedor y agradable. Pueden encontrarse interesantes opciones en el sur de España, donde su uso como vivienda es muy habitual. 

Antigua propiedad: nueva oportunidad de negocio

Tal vez poseáis algún espacio original al que no le estáis sacando ningún provecho: ¿una cabaña de madera, un antiguo granero, un chozo de pastores? Cualquiera de ellos podría convertirse en un espectacular alojamiento turístico, tan solo necesita grandes dosis de estilo instagrameable y un poquito de cariño; después no tendréis que preocuparos por nada más, Weguest se encargará de su gestión. Así que ¡manos a la obra!

Siguiente
Comentarios