Saltar al contenido

Gestión de alojamientos turísticos en Airbnb y Homeaway. Principales diferencias

La tipología de vivienda y la forma pago son algunas de las diferencias que tenemos que tener en cuenta a la hora de plantearnos publicitar nuestras casa, piso o alojamiento en plataformas de alquiler turístico.

Una de las dudas que nos asola cuando decidimos alquilar nuestra casa, piso o apartamento turístico es cómo promocionarlo y darlo a conocer. ¿Qué método es el más eficaz? ¿Qué debo incluir en los anuncios? ¿Acudo a una inmobiliaria? Y, entre estas preguntas, se encuentra la siguiente: ¿qué plataforma de alquileres turísticos es la más adecuada para mi alojamiento y para llegar al público que quiero?

Plataformas de reservas hay muchas. La más conocida, al menos en Europa, es Airbnb. Sin embargo, existen otras que es importante tener en cuenta, bien porque se adapta mejor al tipo de vivienda que quiero poner en alquiler, bien por ser la plataforma que más usan los futuros inquilinos.

Airbnb

Tras el gigante de Airbnb y haciéndole la competencia, se encuentran otras plataformas como Booking, TripAdvisor, HomeAway, Wimdu y Niumba. La primera de ellas, aunque es conocida principalmente por el nutrido listado de oferta hotelera, ya empieza a despuntar en el mercado del alquiler de viviendas vacacionales y alojamientos turísticos, comiéndole terreno al gigante europeo, pero también a otras plataformas incondicionales que llevan años ofertando pisos, apartamentos y casas para uso turístico. Es el caso de HomeAway.

Casas vacacionales versus apartamentos turísticos

Mientras que la plataforma de reservas HomeAway está dirigida al alquiler de viviendas vacacionales y segundas residencias, Airbnb destaca por contar con un elevado volumen de pisos y apartamentos turísticos en las principales ciudades, lo que le infiere un aire más turístico y urbano, ligado a descubrir la ciudad por dentro y a vivir experiencias locales.

El enfoque de HomeAway se basa más en estancias largas, principalmente en chalets o casas vacacionales, y centrado en el descanso de los huéspedes, normalmente muy ligado a vacaciones de sol y playa.

Homeaway

Suscripción o pago por reserva

Obviamente, tanto Airbnb como HomeAway requieren de un pago por el uso de la plataforma. La diferencia entre ambas empresas radica en que, mientras la primera cobra una pequeña comisión por mantener el alojamiento turístico dentro de ella y otra a la hora de realizar la reserva, la segunda cuenta también con la posibilidad de hacer un pago anual que oscila entre los 300 y los 1.000 euros.

Seguro de Airbnb

Airbnb ofrece a los anfitriones un seguro de protección con una cobertura que asciende hasta el millón de dólares. Se trata de una protección “por incidente y alojamiento frente a reclamaciones por lesiones o daños en la propiedad derivados de una estancia con Airbnb y realizadas por terceros”, tal y como reza el apartado de Airbnb donde desglosa la información sobre el seguro.

Aunque la cobertura es limitada, la posibilidad de contar con algún tipo de protección ya es algo frente a otras plataformas que no ofrecen algún tipo de seguro durante la estancia de los inquilinos.

Comentarios