Saltar al contenido

Guía sobre seguridad para propietarios de apartamentos turísticos en Airbnb y Homeaway

El ahorro y ganar dinero son los principales motivos que mueven a los propietarios de casa y pisos a poner en alquiler sus viviendas. Y aunque el riesgo a sufrir desperfectos es muy bajo, es la principal causa de duda.

Una de las principales preocupaciones de los españoles que deciden poner en alquiler su propiedad en plataformas como Airbnb y Homeaway es el riesgo a sufrir algún tipo de desperfecto en el inmueble. Se trata de una duda lógica y, en muchas ocasiones, determina la decisión final del propietario acerca de qué hacer con esa vivienda.

Sin embargo, debemos saber que las principales plataformas de economía colaborativa -como las mencionadas anteriormente- cuentan ya con varios tipos de soluciones que permiten al propietario estar y sentirse seguro ante la posibilidad de algún percance –remoto- en su vivienda. Y por este motivo, decidir sobre el alquiler de una propiedad debe hacerse bajo el prisma de las ventajas. El estudio El Turismo colaborativo, elaborado por Ostelea, afirma que el 64% de los usuarios de España menciona el ahorro como el principal motivo para apostar por alquilar su vivienda, seguido de ganar dinero  (54%).

Aunque es cierto que el 60% de los usuarios confiesa tener dudas sobre el alquiler de su propiedad ante la posibilidad algún daño en el inmueble –el estudio anterior así lo afirma-, la realidad es que se trata de una situación inusual y poco probable, y está ligada a multitud de elementos entre los que se encuentra el perfil de las personas que acuden a la economía colaborativa para encontrar estancia de cara a las vacaciones: personas con conciencia social; familias, principalmente; con ganas de conocer a fondo el entorno…

Pero si eres de los que aún tiene algún tipo de recelo independientemente de estudios, experiencias y explicaciones, te contamos a continuación algunas de las soluciones que Airbnb y Homeaway, por ejemplo, pone a merced de sus propietarios ante la posibilidad de una situación incómoda.

Garantía al anfitrión o garantía básica

Algunos lo llaman Garantía al anfitrión; otros Garantía básica, pero en definitiva se trata de proteger al propietario del piso, casa o apartamento turístico de cualquier desperfecto que suceda en el inmueble, a través de una garantía económica que cubra los daños ocasionados.

Airbnb y Homeaway cuentan con la posibilidad de exigir a los futuros huéspedes el depósito, por adelantado, de una determinada cantidad de dinero que actúe como aval en caso de producirse algún tipo de desperfecto durante su estancia en el apartamento.

Imaginemos por un momento que el inquilino causa daños en el mobiliario… tras su estancia, el propietario se quedará con el depósito, cuya cuantía se acordará antes de hacer la reserva, y la cual deberá cubrir íntegramente los desperfectos. ¿Y qué sucede si los daños son económicamente mucho más elevados que el depósito y no puedo o no quiero asumirlos? Airbnb, por ejemplo, cuenta con una garantía de hasta 800.000 euros por daños cuando los deterioros superen el presupuesto estimado. Además, puede exigir al inquilino el pago íntegro de los daños en caso de que se pruebe que el huésped fue el causante de los mismos.

De forma paralela, Airbnb, por ejemplo, también ofrece un Seguro de protección para el anfitrión, con un valor de cobertura que puede alcanzar los 1.000.000 $.

Seguridad ante un huésped

Aunque la Garantía al anfitrión y el Seguro de protección son elementos muy importantes, existen otras cuestiones igual de necesarias, como es conocer a tu huésped.

Y es que una persona solicite la reserva de tu piso, casa o apartamento, no quiere decir que debas aceptarla. Tú decides a quién abres la puerta de tu casa, y para eso necesitas información sobre la persona que está picando insistentemente y que quiere entrar. Este símil, traducido al universo de Airbnb y Homeaway -por continuar citando a las principales plataformas de gestión de alojamientos turísticos- se traduce en visualizar el perfil del inquilino. En caso de que no lo tenga actualizado, pídele información y solicítale que cumplimente los datos necesarios para hacerte una idea de quién es y cuáles son sus intenciones.

Gestión del depósito. Comunicación con el huésped

Una de las preguntas que un propietario se plantea tras recibir toda la información anterior sobre seguridad y garantía es: ¿y cuánto tiempo me llevará todo esto? En el caso de los seguros y garantías, poco; pero la comunicación y el análisis del huésped requerirá un mayor esfuerzo y constancia, sobre todo porque es una acción continuada en el tiempo y que dependerá de la frecuencia del alquiler.

Externalizar las tareas como fijar un depósito y gestionar, analizar y validar un huésped puede ser una opción, dejando además en manos profesionales este tipo de acciones que repercutirá en la seguridad y en el ahorro, tanto vital (tiempo, comodidad, etc…) como económico.

Así que poner en alquiler una propiedad puede generar algunas dudas, aunque la seguridad ya no debe estar entre ellas. Seguros, garantías y Centros de Atención. Todo al servicio del propietario –y del inquilino, por supuesto… pero este tema, para otro post- con el único fin de hacer que la estancia en un alojamiento de Airbnb y Homeaway, entre otras, sea lo más fructífera posible para ambas partes.

Comentarios