Saltar al contenido

Patios y terrazas para el verano. Cómo decorarlas

La elección del mobiliario, los colores y los elementos ornamentales de nuestra terraza, patio o balcón, marcan, en muchos casos, la diferencia entre conseguir pocas o muchas reservas a nuestro alojamiento turístico.

Uno de los elementos que pueden determinar la reserva de un alojamiento turístico frente a otro es la terraza, principalmente en verano o en aquéllos lugares donde la temperatura es agradable durante todo el año, como puede ser Canarias. Y es que una terraza o un patio acogedor se convierten, durante la época estival, en un lugar donde pasar la mayoría de los días y de las noches, y donde celebrar cenas en pareja, en familia o con amigos, cuando las temperaturas ya resultan más agradables.

Las terrazas y los patios son, además, un reclamo importante para los propietarios de los alojamientos turísticos: una buena decoración y una fotografía atractiva atrae a los turistas que buscan conocer el lugar y vivir una experiencia en el propio apartamento vacacional. Es por este motivo que debemos tener especial cuidado en cómo engalanamos este espacio de cara a que los huéspedes decidan reservar nuestro alojamiento turístico.

Para ello, es necesario tener en cuenta el mobiliario, los colores, así como el suelo y las paredes. El mismo espacio puede lucir mucho más dependiendo de la opción a elegir.

Elegir el mobiliario. Espacios pequeños vs espacios grandes

El mobiliario dependerá, obviamente, del estilo de la casa y del espacio que tenga nuestro patio o terraza. Un pequeño balcón en un apartamento vacacional requerirá de detalles y muebles más minimalistas y funcionales que en un patio de más de 20 metros cuadrados, donde podremos dar rienda suelta a nuestra imaginación y ornamentar el espacio con muebles vistosos y acogedores pero también menos funcionales.

Si el lugar es pequeño, apuesta siempre por la funcionalidad. Lo práctico puede ser también muy cómodo y acogedor. Busca auxilio en mesas y sillas de madera que ocupen poco espacio e incluso que puedan plegarse para disfrutar de la terraza durante la comida y la cena, pero también para tomar el sol o simplemente pasar el rato. Combínalo con un suelo agradable (¿has pensado en el césped artificial?) y con alguna planta o elementos decorativos que ocupen poco volumen. Deja una tumbona plegada en un lado de la terraza para los amantes del sol. Y sobre todo, habilita una sombrilla o cenador que proporcione la sombra suficiente como para poder mantener a todos los huéspedes fuera del alcance de los rayos del sol.

Terraza para alojamientos turísticos

En caso de que estemos frente a un patio o terraza espaciosos, las opciones se multiplican. Piensa en cambiar la mesa y las sillas plegables por amplios y cómodos sofás y mesas auxiliares bajas. Deja un lugar en el patio o terraza del apartamento vacacional para la zona-comedor y arriésgate con un cenador y una amplia mesa donde quepan todos los comensales que ocuparán tu alojamiento turístico.

Las plantas, ¿pasión o decoración?

¿Te gustan las plantas? Demuéstralo creando auténticos jardines urbanos (en caso de que el alojamiento turístico se encuentre en la ciudad) u oasis verdes en el patio de tu vivienda.

Aparte de proporcionar calidez y tranquilidad, las plantas actúan también como un elemento decorativo que, en muchos casos, permiten a los huéspedes evadirse del mundo que existe más allá de la puerta de entrada de tu casa vacacional, creando un ambiente íntimo

Si decides optar por plantar flores u otros vegetales, tienes que ser consciente de todo el trabajo que conlleva para que se vean sanas y hermosas. Y, sobre todo, elegir las especies adecuadas para el espacio donde las vas a ubicar, así como el clima y el sol que deberán soportar.

Colores que crean experiencias. Blancos y neutros

Aunque en una terraza, patio o balcón no necesitamos jugar mucho con los colores para proporcionar amplitud, sí es cierto que ayudan a mejorar la luminosidad y a combatir el calor, sobre todo en aquéllos espacios donde el sol incide de forma continuada.

Apuesta por tonos blancos o colores neutros. Absorben e irradian luminosidad. Así que piensa en pintar muros y paredes de blanco y colocar elementos decorativos, e incluso algunos elementos del propio mobiliario, en tonos pastel, con el fin de mejorar la experiencia del huésped y hacer que pase el mayor tiempo posible en el exterior. 

Mimar la terraza o el patio de tu alojamiento turístico es fundamental. Y, en muchas ocasiones, marca la diferencia entre recibir pocas o muchas reservas.

Comentarios
No hay ningún comentario aún. Sea usted el primero.