Saltar al contenido

Turismo de compras, un nuevo mercado para los alojamientos turísticos

El turismo va transformándose al mismo ritmo que la sociedad. Existen turistas cada vez más especializados y multitud de motivaciones diferentes para para viajar: la cultura, la gastronomía, el deporte… Pero una de ellas va cobrando cada vez más importancia y sumando un mayor número de seguidores: las compras. Weguest os explica las claves de este tipo de turismo:

El shopping tourism o turismo comercial, no consiste en hacer algunas compras mientras se viaja, sino que convierte el hecho de ir de tiendas en el principal motivo del viaje. Los viajeros organizan cortas escapadas y se alojan fuera de su casa durante una o dos noches con la finalidad de estar cerca de las zonas comerciales y dedicar jornadas enteras a la compra de artículos como  ropa y  complementos (55.2%), relojes y joyería (13,8%), cuero y accesorios (13,4%) y electrónica (7,3%) (Datos procedentes del Informe Turismo de compras, realizado por IDITUR)

Esta tendencia se da principalmente en grandes capitales y en urbes consideradas como ciudades escaparate. Barcelona y Madrid encajarían perfectamente dentro de esta definición; son dos de las ciudades europeas preferidas para practicar el shopping tourism. Ambas se sitúan en segunda posición tras Londres y están por encima de metrópolis como París.

Los turistas “comerciales” disfrutan comprando y, por lo tanto, suelen gastar más dinero. Así el gasto turístico medio más alto en España se produce en el Barrio de Salamanca de Madrid (1.011€), seguido de Puerto Banús en Málaga (994€) y la Avenida Diagonal (973€) y el Paseo de Gracia de Barcelona (850€).

Una de las ventajas de este turismo, por encima de otros (como el de sol y playa) es que no se ve limitado por la climatología, no es una actividad estacional, sino algo que se puede hacer durante todo el año. Está demostrado que promueve mayor riqueza e incrementa el gasto medio por viajero.

Si vuestro alojamiento vacacional se encuentra en un área comercial, no dejéis pasar esa oportunidad. Vuestra vivienda se convertirá en el centro de operaciones perfecto para los shopping tourists: el lugar donde planificar sus rutas de tiendas, llevar sus bolsas, o reponer fuerzas antes de proseguir con las compras.

Comentarios