Saltar al contenido

Gestos que harán que vuestro alojamiento sea eco-friendly

¿Os gustaría que vuestro alojamiento se convirtiera en eco-friendly? Para eso no hace falta que tengáis una cabaña en mitad de la naturaleza, donde vuestros huéspedes se duchen con el agua de la lluvia; lo único necesario es que os comprometáis a ser más respetuosos con el medioambiente e introduzcáis una serie de mejoras para conseguirlo.

En general, se trata de actuaciones sencillas que no conllevarán demasiado esfuerzo ni dinero pero que supondrán un considerable ahorro energético y económico. El equipo de Weguest os las explica:

Sustituir las bombillas convencionales por luces LED

Una de las formas más fáciles de reducir vuestro consumo energético es cambiar todas las bombillas por otras de tecnología LED. Estas tienen mejor calidad lumínica, contaminan menos y son más fiables.  Si optáis por ellas, estaréis ahorrando una media de un 80% en comparación con las tradicionales.

Colocar filtros aireadores en los grifos y reducir la capacidad de la cisterna

Apenas cuestan unos pocos euros, pero estas pequeñas piezas metálicas pueden evitar que desperdiciéis hasta un 50% de agua. Por otra parte, lo ideal es que la cisterna sea de doble descarga, pero si no es así, siempre podréis reducir su capacidad introduciendo una botella grande (o dos pequeñas) llena y cerrada. De esta forma, cada vez que vuestros invitados pulsen la cisterna, estarán descargando varios litros menos de agua.

Contenedores de reciclaje para los diferentes tipos de residuos

Los turistas, en general, están muy concienciados con el reciclaje, lo practican en casa y desean seguir con este hábito allí donde viajan. Por eso, es fundamental proporcionales las herramientas adecuadas. Un cubo triple, donde recoger residuos orgánicos, plásticos y papel es lo más práctico. Además, podéis situar, en la misma zona, otros contenedores (convenientemente etiquetados) de diferentes tamaños para el vidrio, las pilas, el aceite…

Existen muchas otras cosas que podéis hacer para que vuestro alojamiento sea más sostenible -sustituir vuestros electrodomésticos por otros de clase A+++, instalar paneles solares, cambiar las ventanas por otras de doble acristalamiento…- pero implicarían una mayor inversión económica y algunas obras menores. Hasta que os decidáis a implementarlas, podéis contribuir con la protección del medioambiente gracias a los pequeños gestos que os acabamos de contar y a otros útiles consejos que encontraréis en esta entrada.

Comentarios