Saltar al contenido

Cómo gestionar un alojamiento turístico de Airbnb en Madrid. Normativa y demanda

Conocer la normativa y el mercado facilita la gestión del piso o apartamento vacacional en la plataforma de reservas más usada a nivel mundial. El barrio de Lavapiés se encuentra entre las zonas más destacadas de Madrid.

La entrada de Airbnb en España y, concretamente, en ciudades como Madrid y Barcelona, ha supuesto toda una revolución en el ámbito del turismo. El número de plazas de alojamientos turísticos ha aumentado exponencialmente y la legislación se ha visto afectada por una nueva forma de conocer las ciudades: más local, más cercana.

En este contexto, la gestión de un alojamiento turístico de Airbnb en Madrid requiere de ciertos conocimientos legales específicos de la comunidad autónoma, y de otros más generales que aplican a todas las viviendas vacacionales del país, tanto si están ubicadas en Madrid como en cualquier otra ciudad de España.

En el post Pasos para convertir una propiedad en alojamiento turístico. El caso de Madrid y Barcelona, ya adelantábamos información sobre la legislación vigente en Madrid para la gestión de un alojamiento turístico, e incluso la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) según la cual se podrán ofrecer alojamientos turísticos por estancias cortas, inferiores a cinco días. Dicha sentencia favorece la oferta de viviendas vacacionales de Airbnb en Madrid, ya que normalmente, el tipo de turismo que rodea a este tipo de alojamientos en la capital suele preferir la estancia corta.

Alojamientos turísticos de Airbnb en Madrid. El “efecto Lavapiés”

Conocer la normativa es importante, pero también lo es conocer el mercado. Actualmente, en la Comunidad de Madrid existen alrededor de 15.000 anuncios activos en Airbnb, y cerca de 663.000 huéspedes eligieron Airbnb durante 2016 como plataforma de reserva para buscar alojamiento en Madrid.

Y en concreto, el 8,7% de dichos alojamientos turísticos se encuentran en Lavapiés, un barrio flanqueado por el Rastro y la calle de Atocha, y que agrupa a la mayor comunidad de turistas de la capital española, por encima incluso de otras zonas igualmente céntricas como Sol, Cortés, Justicia, Palacio o Malasaña-Chueca.

Cómo gestionar un alojamiento turístico de Airbnb en Madrid. Normativa y demanda

Esta situación hace que al barrio madrileño se le apode “el hotel de Madrid”, ya que son muchos los propietarios que han convertido las viviendas en alojamientos turísticos, un número que se ha duplicado en dos años, pasando de 714 anuncios de viviendas vacacionales en Airbnb durante el 2015, a 1.314 en enero de 2017.

Estos datos nos pueden hacer una idea de la competencia y de los lugares más demandados en Madrid, de cara a mejorar la gestión de nuestro alojamiento turístico de Airbnb en la ciudad, donde aparecer en los primeros resultados de búsqueda es imprescindible para mejorar el ratio de reserva. 

Comentarios