Saltar al contenido

Descubre cómo son tus huéspedes y sabrás como atenderlos

Viajar se ha convertido en una experiencia al alcance de todo el mundo y en una necesidad para muchos. Existen tantas clases de viajeros como de viajes y sus motivaciones y sus necesidades varían en cada caso. No obstante, existe hay varios tipos de huéspedes que se hospedan habitualmente en alojamientos vacacionales y que pueden agruparse en tres grandes grupos: 

Viajeros de negocios

Los reconoceréis porque suelen viajar solos, vestir elegantes trajes, llevar poco equipaje y llevar su portátil a todas partes. Nos atreveríamos a decir que son los huéspedes perfectos, porque utilizan la casa tan solo para dormir, no hacen ruido y cumplen puntualmente con los horarios y los pagos.

Para ellos, lo imprescindible en un alojamiento es disponer de una buena conexión wifi y contar con un cómodo espacio de trabajo. Si, además, ponéis a su disposición una impresora y una plancha vertical y un galán de noche para dejar preparados sus trajes, estaréis ganando muchos puntos. Aquí encontraréis más consejos para complacer a los viajeros business.

Familias con niños…, y mascotas

A las familias les encantan los apartamentos turísticos porque les ofrecen la posibilidad de sentirse como en casa (más espacio, habitaciones separadas, cocina con equipamiento específico…), allí donde vayan. Esto tiene sus pros, pero también sus contras ya que, al sentirse tan cómodos, los niños y las mascotas se comportarán igual que en sus hogares y eso puede suponer algún pequeño destrozo (vajilla, cables, objetos decorativos…)

No obstante, una de las ventajas de las familias es que si están a gusto en un alojamiento es bastante probable que repitan y que lo recomienden encarecidamente a otras familias conocidas. Si esto es lo que queréis conseguir, podéis seguir algunas de nuestras recomendaciones para contentar a familias con niños y/o mascotas.

Jóvenes milenials

Pueden ser parejas o pequeños grupos de amigos con edades comprendidas entre 20 y 35 años.  Para ellos viajar es un modo de vida, algo a lo que dedican la mayor parte de sus ahorros y de su tiempo libre.

Son viajeros exigentes que no se conforman con cualquier cosa. Es imprescindible que la casa tenga una decoración con carácter; que disponga de elementos tecnológicos como televisores inteligentes, asistentes de voz o suscripción a servicios de televisión en streaming; que esté ubicada cerca de lugares de interés y bien comunicada con los transportes públicos. Si además es eco-friendly, tenéis todas las papeletas para convertiros en la opción favorita de los milenials.

Comentarios